La promoción interna, una de las bases para atraer talento

2 September, 2018

La Razón

La promoción interna, una de las bases para atraer talento

“Cualquier compañía que quiera comprometer el mejor talento necesita ofrecer oportunidades de crecimiento profesional. No olvidemos que la falta de esas oportunidades de desarrollo es una de las principales razones por las que los empleados abandonan la compañía”, señala Ainhoa Güena, socia directora del área de Consultoría de Ackermann International, en el tema que el supemento Tu Economía de La Razón dedica a hablar de promoción interna.

Puedes leer el reporaje publicado en el link adjunto, al tiempo que te invitamos a leer todas las reflexiones que la socia directora del área de Consultoría de Ackermann International compartió con la redactora:

Ainhoa Güena: “Aunque cuando escuchamos la palabra “promoción”, de manera mayoritaria pensamos y la vinculamos a ascenso (promocionar, en su acepción más tradicional, es ascender a alguien a un empleo o categoría superior), lo primero que me gustaría destacar es que en la realidad organizativa actual y en los nuevos modelos de gestión de talento el concepto de promoción está más vinculado a otra acepción que tiene el término y que es la de “impulsar el desarrollo o la realización”, es decir, con una óptica mucho más abierta y no limitada a una movilidad ascendente. Porque tanto las necesidades actuales de las compañías en un mundo más dinámico y cambiante como las estructuras organizativas, más flexibles y abiertas y con menos jerarquía, imponen nuevos modelos de desarrollo basados en una movilidad más amplia, que contempla movimientos ascendentes, horizontales, etc. como vía para impulsar el desarrollo y la realización del profesional”.

Ainhoa Güena: “Promocionar a un empleado, por tanto, es ofrecerle nuevos retos que le hagan crecer, brindarle nuevos paisajes que le permitan desarrollar su talento, ponerlo en acción y en valor, y esos nuevos retos y escenarios pueden venir de la mano de un cambio de posición, de rol, de función, de área o departamento, o incluso, de proyecto o de equipo… no solo llegan por la vía de la promoción ascendente”.

Ainhoa Güena: “La promoción, entendida como la generación de contextos de desarrollo, es una herramienta prioritaria de gestión del talento hoy, absolutamente fundamental. No la concibo, por tanto, como algo minoritario sino como la palanca clave para atraer y comprometer el talento, y asegurar, al mismo tiempo, la productividad, la capacidad de innovación y el desarrollo sostenible de cualquier compañía”.

Ainhoa Güena: “Cualquier compañía que quiera ser capaz de atraer y comprometer el mejor talento necesita ofrecer oportunidades de crecimiento profesional; no olvidemos que la falta de esas oportunidades de desarrollo es una de las principales razones por las que los empleados abandonan una compañía…”.

Ainhoa Güena: “Hay que tener en cuenta que el talento es un bien cada vez más necesario –se perfila como el activo diferencial para las compañías-; a su vez, cada vez más escaso –entre otros motivos, porque se está produciendo una convergencia en las necesidades de talento en las compañías y todos los sectores compiten hoy por los mismos grupos críticos de talento-. Cada vez más escaso y cada vez más en movimiento… ya que el número de trabajadores que abandona su puesto de trabajo por nuevos retos profesionales se ha multiplicado por 5 desde 2010 a 2017. Esta es una realidad que va a más, lo que ha hecho que la atracción y el compromiso del talento se cuelen entre las máximas preocupaciones de la alta dirección de las compañías. Así, atraer y retener talento figura como la principal preocupación de los CEOs y el Comité de Dirección, según el Informe C-Suite Challenge 2018 de The Conference Board”. 

Ainhoa Güena: “Las compañías que quieran “triunfar” en este contexto competitivo y tremendamente desafiante habrán de contar con modelos que les permitan alinear las necesidades estratégicas y del negocio con las aspiraciones y deseo de desarrollo de los profesionales, porque sólo a través de esta vía de crecimiento conjunto y compartido podrán escribir su futuro. Y para ello, herramientas como los mapas de talento, los programas cross talent o los modelos de experiencia de empleado se convierten en imprescindibles”.