Data Economy: La revolución de los datos

Data economy Ackermann

Data Economy: La revolución de los datos

“El Big Data es una de las principales palancas que están impulsando la Cuarta Revolución Industrial. Se presenta como uno de los mercados con mayor potencial de crecimiento (se estima que en 2020 las soluciones tecnológicas relacionadas con Big Data generarán 206.000 millones de euros en Europa, lo que supone el 1,9% del PIB de la zona), y como una interesante vía de desarrollo de negocio para las compañías: los estudios indican que hoy un 74% de las empresas se está planteando utilizar tecnología Big Data, mientras que se prevé que en 2020 la práctica totalidad de las organizaciones la estará utilizando y aplicando ya para hacer negocio”.

Así arrancaba José Ignacio del Barrio, Socio Director de Ackermann Executive –firma especializada en Executive Search pertenenciente a Ackermann Beaumont Group- la presentación de la mesa redonda “Data Economy: La revolución de los datos” celebrada en el marco del “XXX Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital” de Ametic que tuvo lugar la pasada semana en Santander, y que contó con la participación de cuatro expertos referentes en esta tecnología: José Jiménez, Director de Industria de Telecomunicaciones de Deloitte; Xavier González, Director de Análisis Big Data de CaixaBank; Enrique Serrano, CEO de Tinamica; y Faustino Jiménez, CEO de Itconic.

Todos ellos coincidieron en resaltar la importancia del dato tanto para el negocio como para la gestión de las compañías, ya que -como señaló José Ignacio del Barrio, de Ackermann Beaumont Group- “la utilización de los datos impacta en los procesos productivos, en los procesos de gestión y en los procesos comerciales de las compañías”, aunque, al mismo tiempo, destacaron que estamos aún lejos de poder determinar el valor real de los datos y, en consecuencia, aprovechar todas sus posibilidades. Y es que según un estudio de IDC, solo el 1% de los datos que se genera es analizado hoy.

“La utilización de los datos impacta en los procesos productivos, en los procesos de gestión y en los procesos comerciales de las compañías”, José Ignacio del Barrio, de Ackermann Beaumont Group

¿Cuáles son las claves para poder extraer todo el potencial al Big Data? ¿En qué estado estamos actualmente y dónde están las áreas de mejora? Destacamos algunas de los aspectos sobre los que los expertos pusieron el foco:

En primer lugar, llamaron la atención sobre la importancia del dato dentro de los activos de la compañía. “El dato todavía no aparece en los balances de las compañías y hay que empezar a tratarlo como un activo y a valorarlo también como tal”, afirmó José Jiménez, Director de Industria de Telecomunicaciones de Deloitte.

“El dato ha de figurar en los balances de las compañías, tratarlo como un activo y valorarlo como tal”, José Jiménez, Director de Industria de Telecomunicaciones de Deloitte

También señalaron áreas de mejora en la aplicación del Big Data: “La mayor parte de las aplicaciones para las que hoy se está utilizando Big Data están dirigidas a la sostenibilidad de las empresas (mejora de productivos, operaciones, eficiencia…) y no a la innovación disruptiva: a la generación de nuevos ingresos anticipando las nuevas demandas de los clientes; la creación de nuevos productos y servicios y la creación de ecosistemas que permitan compartir datos entre compañías”, indicó el experto de Deloitte.

“En Big Data no todo es tecnología; es necesario también el gobierno del dato”, Xavier González, Director de Análisis Big Data de CaixaBank

Por otro lado, explicaron que Big Data es algo más que tecnología y las implicaciones que ello conlleva desde el punto de vista de la gobernanza de las compañías: “En Big Data no todo es tecnología; es necesario también el gobierno del dato, es decir, toda una colección de procedimientos internos, nuevas responsabilidades y cambios organizativos, para poder asegurar la calidad, la seguridad, la trazabilidad y la consolidación de la información y el empowerment de los empleados”, según Xavier González, Director de Análisis Big Data de CaixaBank.

“Todas las empresas deberían tener en cuenta los datos para tomar decisiones inteligentes”, Enrique Serrano, CEO de Tinamica

Además resaltaron que el valor del dato está determinado por su aportación a la toma de decisiones inteligentes. Así se manifestó Enrique Serrano, CEO de Tinamica, quien indicó como principales ventajas del Big Data, que permite la democratización de la toma de decisiones e incrementa la agilidad de las compañías. “Todas las empresas deberían tener en cuenta los datos para tomar decisiones inteligentes”, afirmó, añadiendo que de las V que se asocian a Big Data –velocidad, volumen, variedad, veracidad y valor- la realmente importante es la V de valor: “Lo único que importa es el valor que aportan los datos para acertar con las decisiones que se toman”.

“En la actualidad menos del 3% de los datos que se recogen de Internet son datos estructurados”, Faustino Jiménez, CEO de Itconic

Y, por último, pusieron sobre la mesa el papel de las máquinas. En este sentido, Faustino Jiménez, CEO de Itconic, llamó la atención sobre el volumen de datos desestructurados que existen -“en la actualidad menos del 3% de los datos que se recogen de Internet son datos estructurados”- y señaló la capacidad de las máquinas para procesarlos, como la verdadera palanca de la revolución de los datos: “La gran revolución de los datos se ha producido cuando hemos pasado de preguntar a los datos, intentar hablar con ellos, a escucharlos. Las máquinas buscan, correlacionan, aprenden -y no olvidan- mejor que los humanos. De hecho, ya hay máquinas que toman mejor el 70% de las decisiones que le corresponden a un CEO”, aseguró.

Pie de foto (de izda. a derecha):  Enrique Serrano, CEO de Tinamica; José Jiménez, Director de Industria de Telecomunicaciones de Deloitte; José Ignacio del Barrio, Socio Director General de Ackermann Executive; Xavier González, Director de Análisis Big Data de CaixaBank;  y Faustino Jiménez, CEO de Itconic.